domingo, 17 de enero de 2010

Breve comentario a Los errores de José Revueltas



José Revueltas perteneció al Partido Comunista Mexicano; la novela Los errores, escrita en 1964 esboza el panorama del partido del que Revueltas fuera expulsado, a causa de criticar sus prácticas burocráticas. Asimismo, refleja el desencanto por un ideal enmascarando, las truculencias y engaños que derrotan la ilusión del partido ante ese poder que siempre hace nublar el juicio humano. 

Los errores introduce algunos personajes fuertes y antagónicos que no se enfrentan necesariamente cara a cara. En el mundo trazado por Revueltas existe gente como Olegario Chávez e Ismael Cabrera, por un lado, y don Victorino y Nazario Villegas, por el otro, seres cuyas características y personalidades son descritas con rigor y minucia, a fin que el lector recuerde perfectamente cada una de sus acciones.

Más allá del comunismo que a ratos funciona como centro de la trama, Revueltas hace de éste un pretexto para que también funja como una especie de telón de fondo para las acciones de otros personajes que de manera más indirecta se van involucrando y contribuyen a formar parte crucial de lo que el autor busca contar. Así, aparece el Muñeco y Elena, la Luque, la Jaiba y La Magnífica, y de manera aparentemente más periferica: Jacobo Ponce, Januario López y Magdalena, entre otros.

Una novela no se sostiene únicamente en la historia y esto Revueltas lo sabe muy bien. El sentido de narración está orientado a las acciones al mismo tiempo que a la estructura y la forma. La novela está conformada por una serie de capas, intrincadas una en la otra de manera sutil y delicada, cada una de ellas entremezcladas en el momento justo. De esta forma el lector poco a poco va abriendo puertas y se va compenetrando con los personajes, aprendiendo detalles más concretos de cada uno de ellos, cosa que además sucede a través de una narrativa descriptiva y fluida que a ratos altera el transcurso lineal del tiempo.

Conforme a la manera de narrar, el lector se va convenciendo de que nada de lo que está sucediendo es gratuito. La novela abre y cierra con el mismo personaje: Mario Cobián, El Muñeco. Este guiño literario da la idea de que todo ha sucedido de manera circular y que adentro del círculo trazado involuntariamente por El Muñeco se sucedieron una serie de acciones que cambiaron de manera radical al personaje. Ciertamente, nada es gratuito. Dentro del círculo pasaron muchas cosas, detalles, decisiones y errores que hicieron cambiar también, a todos los involucrados. Fuera del círculo, Mario Cobián cambió de ser el hombre que contemplaba con odio a Elena desde el reflejo del espejo del cuarto a ser aquel que acariciaba el muslo de Lucrecia en el hospital, con una idea de amor y de ambición futura.

El título, otro buen acierto del autor, no es sólo una apelación a una equivocación de juicio en un momento determinado, sino una alusión a esas acciones incontrolables y a veces ignoradas, a las que estamos enfrentándonos siempre. El error llegó de distintas formas a todos ellos, con la muerte, para los más afortunados, y con la vida para algunos otros, como para Lucrecia quien tendida en la cama del hospital se resigna a una vida de miseria junto al Muñeco ante la certeza de que sólo la muerte, la que entonces no la encontró, será la salvación ante su tortura. 

Los errores busca otorgar una pequeña postal de un tiempo determinado en la que convergen personas de varios tipos: comunistas, obreros, huelguistas, esquiroles, putas y fascistas; en fin, gente de la sociedad mexicana de los años sesentas, cada uno con su propia historia contada muchas veces a partir de detalles mínimos que poco a poco se convierten en la totalidad de la escena. Además, que por la voz que el autor les otorga, son vehículos para monólogos inesperados, alucinantes, idealistas, que tiñen la literatura de una verdad callada pero presente.

Music on: Who was I born to be - Susan Boyle 
Quote: "Y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua" J. Cortázar 
Reading: "El gesticulador - Rodolfo Usigli

3 comentarios:

Celso Francisco Hernández Valencia dijo...

Leí "Los Errores" allá por 1974 o 1975, en plena etapa formativa de conciencia y esa obra de José Revueltas me impactó tanto, como el relato de su funeral, tal y cómo lo percibió mi amigo José Márquez.

Unknown dijo...

Justo terminé la novela hace algunas horas. Felicito y agradezco al autor por tan acertado y lúcido análisis de la obra

lus z dijo...

Terminé la novela hace unas horas. Felicito y agradezco al autor por tan preciso y lúcido análisis de la obra