jueves, 15 de mayo de 2008

La nada

Sería más sencillo pensar, y hasta saber, que en verdad todo es posible, no sólo probable, creer que vivimos en un cuento de Borges donde hay laberintos y eternidades certeras. Pero lo sencillo no es lo real. Lo real es la nada y angustia tener que aceptar que la nada es la única certeza que tenemos. Y no porque nos sea algo nuevo, no, porque eso es lo que te dicen en la escuela en el momento en que tomas la clase de filosofía (o lo que más se le parezca). Pero la nada es angustiante, una vez que se toma conciencia de ella; es como la náusea sartreana que devela el ser y apela con una nitidez aterradora.

Entonces, si no tenemos lo sencillo (o lo tenemos, pero algunos de nosotros no pueden fingir eternamente) hay que optar por lo difícil. Y lo difícil es el conocimiento, es la certeza, es la vida. No vivimos luchando frente a molinos de viento y aunque podríamos pretender que lo hacemos, eventualmente el molino se transforma en lo real.

La nada es ese tiempo insondable que se sostiene con transparencia en todo lo que hacemos y respiramos, es más cercano que cualquier cosa y que ninguna cosa; nosotros somos reales porque somos parte de la nada. Y sabernos nada nos vuelve locos y por eso construimos y creamos, por el miedo al vacío, a la muerte, a renunciar a la memoria.

Pero no sabemos nunca nada en realidad; la nada es lo real, tanto así que la nada es la nada y es una tautología que no nos satisface pero nos envuelve y nos resigna a no buscar más.

Sí, sería más fácil vivir en otro mundo, en la biblioteca de Babel que como no termina, no deja lugar a la nada; pero luego no estaremos más vivos sino que seremos muertos transparentes que flotan en los libros de la biblioteca y quizá algunos de nosotros queramos escapar y decidamos caer al infinito… pero nadie sabe qué pasará después de la caída, (¿hay un después?) porque ya no somos reales y eso es, de hecho, lo que menos nos importa.

Music: Fly away from here - Aerosmith
Quote: "El mundo, desgraciadamente, es real" J.L. Borges

3 comentarios:

Jonathan dijo...

Intercambio de ideas, si de algo sirve: ¿Cómo hago para que nos podamos comunicar? En tu perfil no has dejado dirección de correo. Comprensible.

Clarice Miller dijo...

No es por ser chocante... más bien por algo de paranoia y por eso no pongo mi mail en el perfil; pero bueno, yo tampoco pude entrar al tuyo, no me deja acceder a tu página. Ojalá veas esto de nuevo, y si lo haces, déjame tu mail y me pongo en contacto contigo.

Gracias por leer.

Jonathan DaFoz dijo...

Clarice, leerte es un placer, una bocanada de smog entre tanto lugar común bloggero. Mis disculpas por pedir rastros sin dejar ninguno: con este mensaje asumo viene el enlace a mi espacio. Saludos.