jueves, 7 de mayo de 2009

Amor mío, muérete.

La nada existe en la pútrida agonía de tu nostalgia
y en el manto oscuro de tu aureola que me canta y me desvela enajenado

Si estuvieras muerto, dolería menos.

No hay en mí sino una brisa de recuerdo helado
perdida luz entre distancias eternas,
rosas que no pueden asirse entre el infinito.

Si no existieras para nadie, yo podría vivir.

Busco esa muerte que me espera detrás de la puerta en el Estigio.
La barca de Caronte es la redención ante la cuenca de tu indiferencia.
Busco los brazos de cuerpos deformes y muertos
hechos de melancolía y venas ácidas.
Busco el bosque de los condenados enmohecidos
postrados en silencios, mis símiles en tortura.

Quiero tus ojos desdoblados en el suelo.

Una última vez…
Arrastra tu lengua perniciosa hasta el edén desguro de mis tesoros.
Una última vez…
Miénteme.
Dime con tu boca que ya no es boca
que mañana no será demasiado tarde.

Una última vez
duérmete en mi sangre,
fulgor de dagas enardecidas de mi carne deshollada desde la puerta de los huesos.

Si murieras, acaso, abriría las manos a la vida, sin miedo.

Cae desnudo en mis brazos y mis piernas cansadas de esperarte.
Muérete mientras tus ojos viajan en las arenas de la conciencia,
mientras duermes y callas e imaginas otros lechos.

Muérete tú
que mi alma no logra hacerlo.
Muérete pronto que tu sombra no me libera y tus brazos siguen tibios aunque lejanos.
Muérete pronto que la ausencia de tu espalda me carcome el entrecejo.

La nada existe en el atardecer de la única tristeza del alma
y florece en el abismo abierto de una herida ignorante que aún espera tu palabra.


Music on: Razorblade - The strokes
Quote: "Hay un modo de que me hagas completamente feliz, amor mío: muérete" J. Sabines
Reading: El tren pasa primero - Elena Poniatowska

4 comentarios:

micael arellano dijo...

¡AMOR MIO MUERETE!...
EL DESEO QUE LLEGA EN ESOS MOMENTOS EN LOS QUE NO ENCNTRAMOS OTRA ALTERNATIVA MENTAL NI EMOCIONAL PARA LIBERARNOS DEL ADIOS REPENTINO,DE LAS DESPEDIDAS QUE NOS PARTEN EL ALMA Y SE PONEN A CREAR LAGRIMAS AL MAYOREO,AMOR MIO MUERETE O ME MUERO,ES CUANDO LOS CELOS SURGEN Y EL SOLO PENSAR QUE LO QUE CREIAS TUYO DE PRONTO VOLTEA SU ROSTRO Y DEJA DE VERTE TE MATA,TU LO MIRAS PERO NO ES SUFICIENTE,DEJAS DE PERTENECERTE Y UNA ENORME PARTE DE TI SE VA Y SE SIENTA EN LA BANQUETA COMO ESPERANDO QUE VUELVA,DE PRONTO LAS LAGRIMAS ESTAN AL MENUDEO,LA MIRADA EMPIEZA A DESVIARSE POCO A POCO Y CARONTE CON HADES Y SU FUNESTA BARCA SE CONVIETEN EN EL SEÑOR TIEMPO QUE AL FIN Y AL CABO LO CURA TODO...DE LO MEJOR MADAME.POR ESO ES MI FAVORITA UN ABRAZO

Karla dijo...

Clarice, deberías concursar por una beca del Fonca. Me parece que ya están abiertas las convocatorias.

Posdata:
La muerte es el combustible para el amor. Sin el temor a aquélla no existirían los deseos de sentirnos vivos. De amar.

Montserrat Jennifer Sánchez Contreras dijo...

Y dices que soy yo la que destila dolor!
Ese mismo objeto de amor, es el mismo de nuestra locura y de nuestros más oscuros pensamientos.
Si, en efecto siempre hemos poseído esa tendencia a desear la muerte de nuestro amante.
Tu lo asesinas en tus cuentos y yo en mis guiones.
Quizá al menos, en esas líneas la solución es tangible en ellas!

Beso!

Marianne Bulsara dijo...

Hola, no me canso de leer esta entrada. Y en efecto, si él estuviera muerto, dolería menos...