viernes, 25 de septiembre de 2009

Mi bestiario I

El gato:

Se arrastra con sigilo y cautela entre los muebles, las personas, los árboles: juega incansable y deja la huella de sus breves garras incrustadas en cualquier lugar. También duerme, cierra los ojos profundos y vivos, expresivos hasta el borde de la locura; despierta y con un leve contoneo regresa a hacerse presenta ante el que cree ser su dueño.


Pareciera que la elegancia en un momento de desesperación hubiera deseado tener cuerpo y vida, luego, el resultado de su deseo se consumó: se transformó en la majestuosidad y fiereza de este pequeño ejemplar, dócil y fiero ante el cariño, erizado en ataque o tierno retozando contra uno; en ocasiones sucede que nadie logra entender lo que esconde el pelaje que reviste su anatomía.


Algunos dirán que fue creado para que el hombre sepa lo que se siente acariciar al tigre, otros no dirán nada al respecto y callarán ante el sonido dulce y también amargo que de su boca diminuta y peligrosa, emana sin consideración alguna.




Music on: We are golden - Mika
Quote: "Nosotros no comprendíamos el amor, pero lo hacíamos" I. Thays
Reading: Lascas - Salvador Díaz Mirón

2 comentarios:

Ambivalens dijo...

Yo adoro gatos

Micael arellano dijo...

cierto es que no es mi mascota favorita,pero esta cool el escrito,debo decir de hecho que el unico gato que me viene a la mente es el "gato negro"de edgar allan poe...si se acuerda no? un saludo madame.