jueves, 20 de agosto de 2009

¿Qué quiso decir el cuervo cuando dijo "nunca más"?

Es el poema más famoso de Edgar Allan Poe: El Cuervo; se publicó por primera vez en enero de 1845 y a la fecha es uno de los textos más importantes del romanticismo norteamericano así como un símbolo de la literatura gótica.


La historia que narra es muy sencilla, la magia del poema se encuentra en la versificación y sonoridad un tanto hipnótica (apreciable sólo en su versión original) así como en lo lúgubre del personaje y lo terrorífico de sus imágenes. De inicio se encuentra un hombre adormilado en su sillón, de pronto llega a sus oídos el llamado a la puerta de su habitación. Después de pensar que quizá el sonido sólo proviene de su mente, el hombre decide abrir la puerta, de la que, junto con el viento, entra un horrible cuervo que se instala en el busto de Palas sobre el dintel de su puerta. Así pues, el pájaro se posa inmóvil y de su pico sólo aflora el sonido de dos palabras “Nunca más” o (“Nevermore”).


El hombre, aterrado ante un cuervo que habla comienza a preguntarle cosas; a lo largo del poema el lector se va enterando de que el personaje atormentado ha perdido a su amada Leonora y quiere saber en dónde está, asimismo, el terror de este personaje triste se va esparciendo hacia todos los rincones de la habitación, a través de las cortinas y la alfombra, igual por los ojos que por los oídos hasta contagiar al mismo lector con una angustia incontrolable.


El cuervo tiene un único repertorio lingüístico: “Nunca más” y esa sentencia, al ser tan repetitiva aumenta la locura del hombre que le abriera las puertas de su casa. Al final del poema sólo sabemos que el cuervo permanece en el mismo dintel al que llegara a posarse, permanece con los ojos encendidos como fuego y atormentando al hombre que lo mira.


Ahora bien, ¿qué quiso decir el Cuervo con su misma perorata crónica? Nunca más pude tener muchos significados. Personalmente, pienso que el cuervo es una representación física de un fantasma que atormenta la mente y el espíritu. El personaje empieza adormilado y poco a poco, sus sentidos se alteran tanto que termina gritando por la locura y la angustia que lo invade. El cuervo, si bien también es una figura mágica, existe más allá de su forma física pues su verdadera fuerza es la representación de aquello que no se va nunca, como los recuerdos o la tristeza. En alguno de los versos, el protagonista clama por un poco de Nepente, un bálsamo que se usaba en la antigua Grecia para provocar el olvido, asimismo, clama por una cura procedente de Galaad en un intento desesperado por deshacerse del dolor que le representa el cuervo.


El pájaro, demonio o bestia, como también lo llama, es una constante de que algo no se irá nunca, él mismo menciona que quizá el pájaro de ébano lo abandonará también igual que sus viejos amigos, igual que lo han abandonado sus esperanzas. El cuervo, al rezar solamente la misma frase, lleva a la locura al hombre quien encuentra en él toda la posibilidad trunca en el resto de su existencia. El recuerdo de Leonora está vivificado por el cuervo quien nunca emprende el vuelo y que con su presencia inmóvil y callada, no logra generar alivio sino más angustia al estar presente de manera irremediable entre una soledad que si bien era horrorosa, no dolía tanto.


Pienso también que todos tenemos un cuervo posado en el busto de Pallas, un pájaro evadido de la ribera de la noche plutónica que nos recuerda aquellas cosas que creemos haber olvidado. Quizá si no nos hemos vuelto locos ha sido porque no ha llegado a materializarse de tal forma el imposible olvido y sólo traemos un hórrido cuervo vetusto y amenazador que no abandona su pico del corazón aunque no veamos su figura en el dintel de nuestra puerta.


"Nunca más" es una sentencia que, lejos de pensarse como un carácter liberador, está oprimiendo el alma y el pensamiento, bañando de esteticismo doliente toda la existencia. El pico del cuervo grazna y reverbera el silencio con una sola frase que recuerda a cada segundo que nada es posible de mejorarse, siempre la misma respuesta antes una infinidad de preguntas llega con la certeza de un dolor insondable por no ser capaces de cambiar nada ni de olvidar nada.


Así pues, sin importar las circunstancias, el Cuervo dirá “Nunca más” y esa tortura será suficiente para horrorizar nuestras primitivas y mortales almas.



Music on: Dark Star - Beck
Quote: "Juego a escuchar tus movimientos en el sitio donde duermes para que se cumpla el sueño de mi oído cuando vuelvas" J. Manz
Reading: Años de indulgencia - Fernando Vallejo

3 comentarios:

micael arellano dijo...

Genial, el cuervo es una de mis lecturas favoritas, recuerdo muchas circunstancias logradas gracias a su inevitable y repetitiva lectura(me lo se de memoria)como le decia,para mi representa el desencanto hacia lo que se cree y al final no sucede,hacia lo que se idealiza,hacia lo que solemos esperar de alguien,es ese instinto de conservacion que se genera en funcion de lo mal que llegamos a sentirnos y que paradojicamente se repite una y otra vez,aunque de repente soñemos con la oportunidad de no sentirnos asi...nunca mas.
por cierto madame,una de las veces que mas disfrute de poe y su mascota,fue cuando la leiamos en conjunto...un abrazo enorme.

kimet dijo...

Poe,el cuervo.

Edgar era el cuervo.

este animal refleja su caracter maniaco depresivo,oscuro,triste,solitario,despiadado...misantropo.

Y Vincent Price,el actor que mejor lo ha llevado al cine.

saludos desde Barcelona

Motivacion de logro dijo...

Guau!!!, no he tenido de leer a Poe en libro, pero si en historieta, me sorprende que esta obra sea similar al libro de "La Paloma" de Patrick Suskid, el autor del famosos "El Perfume".
Te recomiendo leas "La Paloma" y puedas escribir algunos comentarios al respecto